viernes, 18 de julio de 2014

8 RAZONES PARA DISEÑAR UN ESPACIO PRODUCTIVO


El primer paso para cualquier industria de alimentos es la correcta planeación o proyección de su espacio productivo.
Sin importar si es una obra nueva o una remodelación, es  fundamental tomarse el tiempo necesario para conocer, definir y aprovechar al máximo el espacio físico disponible y la capacidad de producción existente o futura.

Un buen diseño arquitectónico nos proporcionará las herramientas necesarias para llevarlo a cabo. He aquí las 8 razones para diseñar un espacio productivo:



1. Un buen diseño arquitectónico permitirá mejorar las instalaciones actuales para ser más competitivo.

2. Se disminuirán los riesgos y se aislarán las amenazas potenciales para la inocuidad de los alimentos dentro del espacio productivo.

3. Al definir los flujos de producción y los flujos del personal, se evitará la contaminación cruzada dentro del proceso.

4. Como cada área del espacio productivo estará pensada para un fin específico, ya no se tendrán espacios o áreas insuficientes dentro de la planta.

5. Se especificarán los acabados y materiales constructivos aptos para la industria de alimentos, recomendados por su resistencia en las operaciones diarias y larga duración.

6. Se optimizará el funcionamiento de la producción mejorando la rentabilidad de la empresa.

7. Se contrarrestarán los sobrecostos y modificaciones posteriores por una mala planeación y construcción, representados en los recursos económicos de la empresa.

8. Se contará con el apoyo de profesionales idóneos quienes orientarán a la empresa en el cumplimiento de las condiciones sanitarias exigidas para este tipo de industria.