martes, 23 de septiembre de 2014

GRATITUD


El pasado fin de semana, uno de mis clientes: Casa 27 Taller culinario, nos deleitó con una cena maravillosa. Fue una invitación abierta para todo el grupo de trabajo y colaboradores en el diseño y construcción de su taller. ¡Una noche para no olvidar!

Compartimos experiencias, historias y anécdotas alrededor del calor de la estufa y una deliciosa paella. La velada estaba acompañada de un vino verano. Como entrada, un montadito de jamón serrano y brotes de rábano; Siguiendo con el menú español en honor al maestro de obra (quien vivió algunos años en dicho país), un gazpacho de sabor sutil a ajo; pimientos, cebollas y tomates frescos como guarnición. Simplemente indescriptible.

Paso a paso, nuestra anfitriona nos enseñaba tips o uno que otro truquito culinario para cocinar la paella. Langostinos, mejillones y ostras fueron los protagonistas de la noche pues, para los trabajadores, fue toda una aventura gastronómica probarlos por primera vez.
Y para sorprendernos aún más, el postre se componía de una paleta de crema inglesa con praliné de frutos secos y un esponjoso ponqué bañado en brandy. Qué mejor manera de cerrar la noche entre compañeros y amigos.



He querido compartir con ustedes esta experiencia, con la plena certeza de que quien hace las cosas con el alma, pasión y sin pretensiones logra transformar corazones y darle sentido a la vida. Sólo palabras de agradecimiento para nuestro cliente; son nuestra razón de ser y esto nos llena de motivación para seguir trabajando. 

martes, 9 de septiembre de 2014

CONSINTIENDO A NUESTRO CLIENTE* *interno


A lo largo de estos 3 años de consultoría y diseño arquitectónico especializado en industrias de alimentos, he detectado una carencia recurrente y sumamente importante en los establecimientos  de comercio y plantas productivas.

Me refiero el área de empleados. En la mayoría de los casos, este espacio es ausente y, en otros, el área se reduce a un espacio pequeño, incómodo y olvidado por sus propietarios.

Es, quizás, en mi opinión uno de los factores principales a revisar cuando las ventas no son como esperamos pues las condiciones espaciales influyen enormemente en el estado de ánimo de las personas y en la disposición para hacer las cosas de manera eficiente y óptima.

   Arquitectónicamente hablando existen unas condiciones mínimas para que el área de empleados sea confortable, cumpla con los requisitos mínimos exigidos por la resolución 2674 de 2013[1] y éste construido y equipado dentro del presupuesto de cada empresa.

Estas condiciones, por normativa, son las siguientes:

1. Disponer de instalaciones sanitarias y vestidores en cantidad suficiente, separados por sexo y dotados para facilitar la higiene del personal. Para pequeñas empresas (menores a 6 empleados) podrán disponer de una sola unidad sanitaria y vestidor.

2. Contar con un sitio adecuado e higiénico para el descanso y consumo de alimentos por parte de los empleados (área social).

3. Ubicar casilleros o lockers individuales, con doble compartimiento preferiblemente, ventilados, en buen estado, de tamaño adecuado y destinados exclusivamente para su propósito.

Pero quisiera agregar algunas consideraciones más:

4. Deberá tener ventilación e iluminación natural y/o artificial que garantice un ambiente óptimo para el descanso.

5. No convertir dicha área en un lugar para almacenamiento de otros implementos requeridos por la empresa, pues genera desorden y poco sentido de pertenencia del mismo por parte de los empleados.

6. No olvidar que es un área más dentro del proceso productivo y por tanto, igual de importante y necesaria que las demás áreas.


Ya lo sabes: es primordial consentir a nuestro cliente más significativo.




[1] Resolución 2674 del 22 de julio de 2013: Por la cual se reglamenta el artículo 126 del Decreto Ley 019 del 2012 y se dictan otras disposiciones. Ministerio de salud y protección social. República de Colombia.

lunes, 1 de septiembre de 2014

¿ DE FERIA ?


Recientemente, la oferta de ferias y eventos en Medellín y sus municipios cercanos ha crecido significativamente. Para su público, cada día más exigente y ansioso,  es una gran oportunidad para descubrir y dejarse tentar por la infinidad de productos que allí se ofrecen.

Durante los últimos meses he visitado algunas de estas ferias y me he encontrado, para mi sorpresa y deleite, con una amplia oferta gastronómica para todos los gustos y en todas las presentaciones. Y  lo mejor, cualquiera de estos productos puedes tenerlos en casa a domicilio.

Como aún nos esperan muchas ferias más para disfrutar lo que falta del año, quisiera invitar a estas empresas de alimentos no olvidar algunos aspectos básicos para la manipulación de sus productos durante las mismas.

Algunos de ellos son:

1. CONSERVAR LA CADENA DE FRÍO: No todas las ferias o eventos disponen de refrigeradores/congeladores  eléctricos  para almacenar los productos. Por eso, es necesario transportarlos y conservarlos en neveras de icopor o plásticas.

2. LAVADO DE MANOS frecuente: Al estar en contacto directo con los visitantes de la feria y recibir el dinero por sus compras, es necesario lavarse frecuentemente las manos o aplicar gel anti-bacterial en ellas para mitigar la contaminación hacia los productos.

3. NO EXPONER TODO EL INVENTARIO de productos: Es común querer exhibir todo el inventario de productos para hacerlo más visible al público pero con ello podríamos contaminarlo o disminuir su vida útil. Recomiendo, entonces, sólo exponer una referencia de cada producto y/o presentación y conservar el resto del inventario en un lugar seco, libre de humedad y cerrado.

4. PROCURAR MANTENER EL ESPACIO ORGANIZADO Y LIMPIO: Puede que su producto sea excelente pero si el stand está desorganizado y sucio, es muy probable que nadie se acerque a degustarlo o conocerlo.

5. DISPONER DE RECIPIENTES PARA LA BASURA: Como el producto es alimenticio y se ofrecerán degustaciones del mismo, es necesario que el stand cuente con un recipiente para depositar la basura pues, generalmente, el evento o feria cuenta con dichos recipientes pero no son cercanos o son muy pocos . Además, créeme, cuando las personas no encuentran donde disponer su basura, la dejan ‘’disimuladamente’’ en el stand de otros o en lugares inadecuados.

6. BUENA ACTITUD: Por lo general, quienes ofertan los productos alimenticios son los propios dueños o creadores y ellos conservan una buena actitud a lo largo de toda la feria. Pero si debes contratar a alguien más, procura darle ciertas indicaciones de cordialidad y buena presentación para que el producto no se vea opacado por una mala atención o desconocimiento del mismo.



Ahora te invito a que sigas estas sencillas recomendaciones en las próximas ferias y/o eventos.